lunes, 24 de octubre de 2011

Por no querer dejar migas en el piso

Por no querer dejar migas en el piso
estrello brillos sobre el mármol
mi torpeza me conmueve a pesar
de ese cuerpo que parece no me pertenece
me suplico
me imploro
en vano me lloro
soy un suplicio que camina en la noche
que enverdece con el tiempo
y se quiebra
y va dejando un reguero de inutilidades a su paso
y me estudio también
apasionado
tozudo
porque siempre llego a la misma conclusión
no me entiendo

No hay comentarios: