domingo, 23 de mayo de 2010

NADA

La verdad es que a mi no me sucede nada. Todo lo que me ocurre acontece en mi mente. Y esas son aventuras harto difíciles de narrar. Debería escribir un diario ficticio. Inventármelo todo ¡Qué envidia me da Andreita, por ejemplo, que de cualquier nimiedad escribe una crónica entretenida y duradera! En fin mañana me siento a escribir sobre las baldosas del baño. Ahora que las veo las noto un poco sucias. Seguro que me sale una mamarrachada.